Continuidad de negocio (recuperación ante desastres como servicio)

El término «continuidad de negocio» puede significar diversas cosas. En el nivel más simple, puede existir solamente el requisito de atender picos imprevistos en la demanda de servicios basados en la web. Podría haber incluso la necesidad de añadir y quitar servicios como parte de una actualización de aplicaciones —y también la necesidad de tener la capacidad de regresar a una versión anterior considerada buena, si se detecta algún problema. Otro ejemplo podría ser la necesidad de absorber y fusionar infraestructura y servicios, en caso de que una empresa determinada adquiera a otra y deba presentarse uniformemente ante sus clientes.

Estas características pueden a su vez formar parte de una estrategia más amplia al planificar suspensiones de servicio. Puede ser necesario considerar muchos escenarios posibles y puede haber muchos productos y servicios disponibles para la recuperación ante desastres. Los escenarios pueden variar desde un simple cloud bursting hasta una dirección del tráfico basada en normas y una completa configuración de conmutación por error activa-activa.

El LoadMaster de KEMP proporciona algunas de estas capacidades gracias a sus características integradas y su facilidad de implementación y gestión a través de KEMP 360. También puede constituir un componente de cargas de trabajo de aplicación protegidas en caso de implementarse en combinación con productos como Microsoft Site Recovery.

Aspectos más destacados de la arquitectura

  • Cubre aplicaciones en la instalación local y en múltiples nubes
  • Comprobación avanzada del estado funcional de la aplicación
  • Switching de contenido y administración del tráfico
  • Soporte para aplicaciones Microsoft y aplicaciones empresariales clave

Mejores prácticas

  • Gran disponibilidad con LoadMaster
  • Planificación de capacidad
  • Múltiples sitios de implementación
  • Conectividad segura
  • Funciones de cortafuegos de aplicaciones
  • Autenticación de usuarios